Soluciones del mundo para potabilizar agua. (1)

El reporte “Soluciones del mundo para potabilizar agua” es una investigación realizada por Nicolas Chidlovsky con la participación de Etienne Pont et Pierre Tatarka. Se publica en 3 artículos. 

Contenido Exclusivo – 10/05/2016  

Parte 1: Un contexto mundial alarmante

“En la escala cósmica, el agua es más escasa que el oro” Hubert Reevees

Entre las amenazas que pesan sobre el devenir de la humanidad, los recursos en agua potable son una de las más preocupantes. Hay dos facetas a la problemática del agua: por una parte, su acceso y por otra parte su cantidad consumible[1], puesta en riesgo por el consumismo y la intensificación de su contaminación.

Iniciatives Ecol’eaugiques con el apoyo de AEPT y CapCity tiene un proyecto en el cual se pretende promover las soluciones innovadoras en materia de agua potable circunscritas en territorios limitados con el objetivo de favorecer el acceso al agua potable y superar la penuria de agua por venir debido a su derroche, el empobrecimiento de las capas freáticas, a las modificaciones climáticas, al incremento de la contaminación que afecta los ríos a escala planetaria, en un contexto de explosión demográfica.

El acceso al agua

La repartición del agua dulce en el planeta no es equitativa de una región a otra, y no sorprenderá a nadie que los países cuya disponibilidad efectiva en agua es débil[2] son los más pobres, pero también que las poblaciones más desfavorecidas de estos países pobres sean las que más carencias tienen y las primeras afectadas. Aunada a estos desequilibrios entre países ricos y pobres y poblaciones ricas y pobres existe una línea de fractura[3] entre zonas rurales y urbanas ya que las zonas urbanas son a menudo las que menos son afectadas por la falta de agua. La ONU, Organización de Naciones Unidas que, desde el año 2000, considera el acceso al agua potable como uno de los objetivos del Milenio, se ha movilizado para modificar esta situación que tiene consecuencias dramáticas: el 80% de las enfermedades que afectan las poblaciones de los países en vías de desarrollo y el fallecimiento cada año de millones de personas[4] – de las cuales el 50% son niños (menos de 16 años) -, se deben a la insalubridad del agua. Si bien la acción llevada a cabo por las Naciones Unidas ha mejorado sensiblemente la situación[5], conviene tener presente lo siguiente: hacer que se beneficien las poblaciones y mejorar el acceso al agua potable no significa que sean respetadas las normas de la Organización Mundial de la Salud (OMS): a 3 billones de individuos no les llega el agua a su domicilio o cerca de su domicilio (utilizan por  lo tanto el agua de pozos o agua transportada cuya calidad no es controlada); para 1 billón de personas a las que les llega el agua a su domicilio, esta les llega discontinuamente, lo que perjudica su calidad que se ve alterada por la infiltración de contaminantes debido a una presión insuficiente; paralelamente 2,6 billones de personas no están conectadas a una red de saneamiento. Estas cifras dejan suponer que más de la mitad de la población mundial no consume agua potable.

El riesgo de penuria

La industria y la agricultura consumen por si solas 70% del agua dulce disponible[6] y contribuyen en gran medida a su contaminación y sobre-explotación. En un mundo en el que el 40% de la producción alimenticia proviene de tierras de riego[7], la contaminación de las aguas plantea un problema fundamental para la seguridad alimentaria. La sobre-explotación del agua alcanza un nivel alarmante[8] en los Estados Unidos, en Rusia, China, India, México y la península arábiga, lo que hipoteca su futuro y, ocasiona la disminución del nivel natural de las capas freáticas. En el horizonte 2040,  se puede afirmar (si tomamos en cuenta la presión demográfica que hará que la población mundial supere los 2 billones de individuos de los años 50 a más de 8 billones; y que la economía mundial se duplique de aquí a 25 años) que la escasez relativa del agua seguirá aumentando hasta alcanzar un umbral crítico. Podríamos evocar también la tendencia hacia la privatización del agua (como principal ejemplo se puede mencionar el famoso caso Nestlé) que no solo limita su acceso a la mayoría, sino también despoja los estados de recursos fiscales que pudieran ser afectados para descontaminarla y favorece su sobre consumismo y despilfarro. Sin embargo, nuestro propósito no es el de describir la polémica de la producción y del consumo del agua potable hoy en día sino dar a conocer y prevenir su penuria anunciada. El estado de las investigaciones y de su experimentación ofrece a las poblaciones de un país o de una comunidad apoyarse en técnicas de carácter sustentable para asegurar una producción de agua salubre que se relacione con su consumo controlado.

 

 

[1] El agua dulce sólo representa el 2.5% del agua de la tierra y solamente 0.26% del agua dulce es utilizable.

[2] Según UNICEF en” Progress on Drinking Water and Sanitation, 2014 Update”, los países con menos disponibilidad en agua dulce son República Democrática del Congo, Mozambique y Papúa Nueva Guinea y en América Latina son: República Dominicana, Ecuador, Haití, Nicaragua y Perú.

[3] Expresión descrita en “La Ciudad: hábitat de diversidad y complejidad.”, de la Universidad de Colombia.

[4] Según UNICEF en sitio internet www.unicef.org sección “Agua, saneamiento e higiene”, las principales enfermedades son diarrea, cólera, envenenamiento con arsénico, fluorosis, parásitos intestinales, fiebre tifoidea, etc.

[5] Al día de hoy 13% de la población mundial contra 23% en 1990 no tiene acceso a agua libre de contaminantes.

[6] Food and Agriculture Organization (FAO), 2015.

[7] Datos Banco Mundial, 2014.

[8] Ver indicador “Extracción anual de agua dulce”, datos, Banco Mundial, en el cual se observa que en 2015, EE-UU está a 478.4%, China 554.1%, India 761.0%, etc.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Al continuar utilizando el sitio, usted acepta el uso de cookies . más información

The cookie settings on this website are set to "allow cookies" to give you the best browsing experience possible. If you continue to use this website without changing your cookie settings or you click "Accept" below then you are consenting to this.

Close